Chocolate Zotter: merece la pena experimentar

martes, 06 octubre 2015

Chocolate Zotter: merece la pena experimentar

La historia de los chocolates Zotter es la historia de un hombre nada convencional que quería hacer las cosas de manera diferente. Josef Zotter abrió un nuevo camino y ahora es uno de los mejores chocolateros del mundo. La base de su éxito es la amplia gama de productos, que no sólo incluye las variedades "tradicionales", sino también algunas creaciones bastante inusuales.

La historia del chocolate Zotter comenzó en 1992. En aquel momento Josef Zotter comenzó a producir chocolate en su pastelería de Graz. Para ello, desarrolló un nuevo método con el que seguiría produciendo su chocolate de manera artesanal.

En 1994 tuvo lugar otro acontecimiento importante, que se convertiría en una de las características clave de los productos de Zotter. Fue en ese año cuando el diseñador de arte Andreas h. Gratze comenzó a decorar los envoltorios de los chocolates con sus obras. Arte y chocolate todo en uno. El objetivo era diseñar una variedad de diseños de envoltorios que, además de hacer la marca más reconocible, también inspiraran a la gente.

En 1999, se inaugura la fábrica de chocolates Zotter en Riegersburg (Estiria, Austria).

Poco después, Josef Zotter comienza a viajar a los países de origen de los que obtiene sus materias primas. A partir de 2002, aumenta la demanda de chocolate, convirtiéndose incluso la propia fábrica en un imán para los visitantes. Hoy en día, tan sólo la fábrica cuenta con unos 265.000 visitantes al año.

En 2007, Josef Zotter amplió la fábrica de nuevo para la producción de chocolate Bean to Bar (que significa "del grano a la tableta") y para el teatro de chocolate. A partir de este punto, todos los ingredientes se procesan directamente Riegersburg; se compran los granos de cacao y allí directamente se realiza todo el proceso de tostado, molido, etc. Así se conforma un verdadero centro de excelencia para el chocolate, que se vio reflejado en muchas de sus nuevas creaciones. Con estas reformas, Josef Zotter se convirtió en uno de los pocos productores independientes de chocolate Bean to Bar en Europa, produciendo exclusivamente con calidad orgánica y de comercio justo.

En el teatro de chocolate los visitantes pueden ver en directo y vivir cómo es la producción del chocolate. Además, también hay estaciones de degustación, donde poder probarlo.

Actualmente, el surtido de chocolates Zotter consta de 365 variedades, así que tenemos un chocolate diferente para cada día del año. Además de los chocolates "clásicos", que están disponibles en todos los sabores imaginables, ahora también hay otras líneas. El nombre "Labooko" es la línea de chocolates que llevan dos tabletas juntas de diferentes sabores y "Mitzi Blue" es un chocolate redondo.

Hoy en día, más de 150 personas trabajan en la fábrica de chocolate de Zotter en Riegersburg, donde se producen entre 40.000 y 60.000 tabletas de chocolate al día.

En Piccantino puedes encontrar más de 200 creaciones de chocolate de Zotter, desde las tabletas clásicas de bombones Biofekt, hasta chocolate bebible. ¡Todo lo necesario para satisfacer todos los gustos!