Novedad en Piccantino: el mosto

jueves, 22 octubre 2015

Novedad en Piccantino: el mosto

Novedad en el surtido de Piccantino: el mosto. Por este motivo, queremos aprovechar la ocasión para aprender un poco sobre esta bebida. El mosto tiene una larga historia y, con el paso del tiempo, ha ido adquiriendo cada vez mayor valor y calidad.

La denominación "mosto" proviene del latín y significa "vino joven". La producción de mosto es muy fácil: simplemente, se prensa la fruta. Finalmente, el jugo obtenido tras este procedimiento se fermenta, dependiendo del tipo de mosto. Durante la fermentación, la levadura transforma en alcohol el azúcar contenido en el jugo de frutas. Este proceso dura entre 10 y 20 días.

La produccion de mosto puede realizarse tanto con uvas, como con manzanas o peras. El resto de zumos de frutas fermentados no se consideran mosto. En el caso de las manzanas y las peras, hay determinados tipos que tienen un alto contenido en taninos y se utilizan específicamente para hacer mosto.

El mosto tiene una gran tradición en Europa. Incluso los celtas lo producían, pero lo utilizaban principalmente para favorecer la digestión. En los siglos posteriores, el mosto era muy valorado, sobre todo porque podía producirse sin un gran esfuerzo. Existen escritos del siglo XIX que hablan de la importancia de esta bebida en la dieta de la gente de la época.

Hoy en día, el mosto se toma más por disfrutar de su sabor, que por motivos alimenticios. Por este motivo, a lo largo del tiempo han ido apareciendo diversos criterios de valoración de la calidad del mosto. Un excelente mosto, de altísima calidad debe tener un color claro, sin turbidez, olor muy afrutado y gas natural. La graduación de alcohol está normalmente entre 6-8%.

A través de la interacción de la acidez, los taninos y el azúcar residual, se pueden distinguir diferentes sabores: suave, medio, fuerte y muy fuerte.

En Estiria (Austria), donde se destinan grandes áreas al cultivo de manzanas, se dan las condiciones óptimas para la producción del mosto de manzana. Las diferentes variedades de manzanas, con sus diferentes sabores característicos, son la base de las diferentes variedades de mosto, que van desde seco hasta semi-seco.

Además, en Piccantino también hay sidra de manzana. Es la primera de marca de sidras de Estiria, que refleja la sofisticación y el aroma de las manzanas de Estiria de forma brillante.