La elección de la carne

lunes, 25 abril 2016

La elección de la carne

Ha vuelto el calor y con él la temporada de las barbacoas. Te presentamos algunas consideraciones a tener en cuenta a la hora de elegir la carne.

En este primer artículo de la serie temática acerca de las barbacoas, nos vamos a ocupar de la elección de la carne. Se trata del fundamento de la barbacoa que vamos a preparar, ya que por mucho que nos esforcemos con las especias o con darle el punto justo de fuego y de calor, si la carne no es buena, no vamos a conseguir un buen resultado.

En realidad se puede asar a la parrilla cualquier tipo de carne: cerdo, ternera o pollo. Depende de lo que más te guste.

Sin embargo, es conveniente que tengas en cuenta estos factores:

  • Encuentra un carnicero de confianza, que venda carne de calidad. 

  • Compra carne fresca, que se vea que el corte está reciente y no ha oscurecido. Si ha perdido mucho jugo, no es signo de calidad. 

  • El color es muy importante. La carne de ternera debe tener un color rojo intenso, la de cerdo debe ser rosa fuerte y la de cordero tener un color rosa más bien claro.

  • Compra carne con vetas finas de grasa para que al asarla quede jugosa. La grasa desaparece al asarse, pero el sabor permanece.

  • Ten en cuenta que la carne de pollo, ternera y cerdo sea tierna y fresca. En cambio la de ternera y cordero es mejor que hayan estado sometidas a un proceso de maduración para que tengan mejor sabor. Pregunta al carnicero antes de comprar.

  • La carne siempre debe cortarse en sentido contrario a las fibras, sólo así quedará tierna.

  • No debes asar filetes que sean demasiado delgados, deben tener al menos un dedo de grosor para que queden jugosos en la parrilla.

En Piccantino tenemos una novedad para los clientes residentes en Austria: el envío de carne fresca de Almo y Zotter en 24 horas a tu casa, de forma simple y sencilla.

En el próximo artículo, nos ocuparemos acerca de cómo marinar la carne.