lunes, 24 noviembre 2014

Especias típicas de navidad: exóticas, deliciosas & saludables

Anís, clavo de olor, jengibre, cardamomo, cilantro, nuez moscada, pimienta, vainilla y canela ... estas especias de Navidad son típicas en galletas, postres, ponche o vino caliente. todas ellas tienen una cosa en común, además de aportar un sabor y fragancia maravillosos son muy beneficiosas para la salud.

El anís, ya sea el grano entero o molido, sólo tiene en común con el anís estrellado el hecho de tener un sabor similar. Al anís también se le llama comino dulce y proviene de un arbusto que crece en la región Mediterránea. El anís más picante es originario de un árbol perenne del sur de Asia. Esta especia se usa mucho en el centro de Europa en la elaboración de los típicos dulces navideños. Estas especias no sólo aportan un sabor delicioso a los postres sino que además los hacen más digestivos, ya que tienen propiedades calmantes para el estómago. El anís también contiene anethol, que resulta beneficioso para las vías respiratorias superiores.

El clavo, molido o entero, es típico en los dulces de Adviento en Centroeuropa. en los mercadillos de Navidad se sirve vino caliente con esta especia y pan de jengibre. Maravillosamente fragante, fortalece el estómago y reduce la hinchazón después de comidas copiosas, lo que resulta frecuente en la época navideña. Gracias a uno de sus componentes, el eugenol, resulta también beneficioso ante dolores dentales.

El jengibre se usa sobre todo en galletas o en pan. Es originario de Asia. Es picante y épocas frías ayuda por su efecto calorífico. En pocas palabra, actúa parecido al ácido acetilsalicílico, aliviando el dolor o previniendo inflamaciones. El cardamomo, pariente cercano dle jengibre, tiene una fragancia intensa y un sabor aromático dulce y picante. Los antiguos romanos ya lo utilizaban por sus propiedades beneficiosas ante los excesos de alcohol o comidas, ya que ayuda en la digestión y es eficaz contra el mal aliento, consecuente del ajo o del alcohol.

El cilantro también se usa mucho en la época navideña y sus aceites esenciales ayudan contra los calambres de estómago. La nuez moscada se utiliza mucho molida, en galletas. Resulta muy equilibrante en pequeñas dosis.

La pimienta de Jamaica, en polvo o como baya, es ideal con manzanas asadas o en galletas aportando un maravilloso toque de sabor. Ayuda en la digestión y reduce la hinchazón. En casos de estrés y nerviosismo también tiene un efecto relajante.

La vainilla junto el azafrán, es la especia más cara del mundo. Tiene efectos positivos en el estado de ánimo, lo que resulta muy adecuado porque la Navidad es una época muy ambivalente.

Si duda, la especia estrella en Navidad es la canela, sin ella la mayoría de galletas y el vino caliente perderían su esencia. esta especia de saca de la parte interior de la corteza de los árboles perennes. Su cálida fragancia incrementa los niveles de serotonina y favorece el bienestar.