Datos interesantes sobre la sal

miércoles, 17 junio 2015

Datos interesantes sobre la sal

La sal siempre ha tenido en la cultura un lugar especial. Ya en tiempos prehistóricos había caminos de sal que tomaban este nombre porque a través de ellos se transportaba la sal en las regiones pobres en esta sustancia y se vendía a precios elevados.  En prácticamente todas las civilizaciones antiguas hay rastros de la extracción de sal. Los babilonios y sumerios utilizaban la sal como conservante. Anteriormente, no había demasiadas maneras de conseguir que los alimentos perdurasen. La sal desempeñaba un papel especialmente importante como bien económico, lo cual elevó su precio.

Los comerciales de sal eran muy ricos. El término "oro blanco" se remonta a ese hecho. El término "salario" es otro ejemplo. Generalmente se utilizaba la sal para pagar a los legionarios romanos.

El valor de la sal se mantuvo en Europa hasta el siglo XIX, valor que no procedía de la producción sino del transporte. Incluso se produjeron revueltas a causa de la sal. En 1648 se declaró un impuesto sobre la sal, que produjo disturbios, que se llamaron "La revuelta de la Sal de Moscú". Esto ya por de por sí demuestra la importancia de este escaso bien.

La sal es esencial para la vida. Se asegura de que el líquido se una en el cuerpo y por lo tanto contribuye significativamente a ejecutar todos los procesos metabólicos de manera óptima. Por esta razón, la sal se ha utilizado desde hace miles de años con fines curativos. Hipócrates describió en los tiempos antiguos, las propiedades curativas del agua de mar. Hasta la Edad Media las drogas se basaban en sal como si fueran la panacea. El dicho "echar sal en las heridas abiertas" proviene de este tipo de prácticas. 

Dependiendo de la producción nos encontramos con distintos tipos de sal. La sal de mar se produce en las salinas. Se trata de cuencas poco profundas en las que se introduce el agua de mar. El sol hace que se sequen y de este modo aparece el oro blanco. La sal marina constituye  aproximadamente el 20 por ciento del consumo mundial. El resto es casi totalmente cubierto por la sal de roca. Ésta procede de minas y contiene cloruro de sodio.

Puesto que no hay sal pura, se puede producir decoloración, dependiendo de los ingredientes adicionales. La sal roja está "contaminada", por ejemplo, con óxido de hierro. Cuanto más fina es la sal, más sabrosa resulta y mejor se disuelve en los líquidos.

En el campo de las sales para especias existe una amplia gama de variedades, la imaginación no tiene límites. En las sales de especias todos los ingredientes se benefician mutuamente. Las especias y hierbas añaden el sabor a la sal y ésta tiene un efecto estabilizador sobre las especias.