La nueva tendencia: Food Pairing

lunes, 31 julio 2017

La nueva tendencia: Food Pairing

Food Pairing: La última moda de revistas de cocina, food-blogs y demás. Pero, ¿qué significa realmente?

La nueva tendencia

En realidad, el Food Pairing es muy sencillo. Su base afirma que, los alimentos que saben bien individualmente, pueden combinarse entre sí, obteniendo un buen resultado. Por eso, se permiten todo tipo de mezclas y el desarrollo creativo sin límites de nuevas recetas. ¿La única norma? ¡Que sepa bien!

Historia

El Food Pairing nació de la mano de Brite Heston Blumenthal, que empezó a experimentar las posibilidades del chocolate con ingredientes salados. Descubrió que el caviar armonizaba a la perfección con el chocolate blanco, lo que le llevó a reflexionar y encontrar una explicación a este fenómeno. Para ello, se puso en contacto con un productor de perfumes. Juntos, descubrieron que, a pesar de ser muy diferentes en origen, ambos alimentos compartían los mismos sabores principales. La tesis sobre la armonía de alimentos completamente diferentes que comparten aromas principales, acababa de nacer.

Toda una ciencia

Hoy en día, se trata de toda una disciplina en el mundo de la cocina. Los profesionales experimentan en el laboratorio qué alimentos pueden combinar mejor. Para el análisis científico, se utiliza una máquina llamada gascromatógrafo. La pregunta siempre es la misma: ¿Qué alimentos contienen los mismos aromas principales? Si se consigue una buena combinación, el resultado sabe a gloria: por ejemplo, pechuga de pollo y mousse de chocolate. En principio, puede sonar muy extraño y como si nunca pudiera encajar. Sin embargo, se trata de una muy buena unión de sabores.

Antiguos ejemplos

Lo que se hace hoy en día en el Food Pairing realmente no es una novedad, ya que encontramos multitud de ejemplos en la cultura gastronómica tradicional, con clásicos tan conocidos como espárragos con mantequilla, chocolate con chili o fresas con pimienta. Lo que antiguamente simplemente sabía bien, ahora cuenta además con un respaldo científico.

Nuevo mundo de sabores

Gracias a estos análisis, se abre todo un mundo de posibilidades y combinaciones. Los chefs de cocina e ingenieros alimentarios viven una época inspiradora.

Y ahora, ¡un par de ejemplos prácticos!: Chocolate, zanahorias y tomate.

El chocolate funciona bien con

  • Tocino
  • Queso de cabra
  • Nuez moscada
  • Anís
  • Chili
  • Plátano
  • Cacahuete
  • Sandía
  • Romero

Las zanahorias funcionan bien con

  • Tocino
  • Té negro
  • Aceite de oliva
  • Caballa
  • Pollo
  • Lichis
  • Copos de maíz

El tomate funciona bien con

  • Darjeeling
  • Jengibre
  • Vacuno
  • Violeta
  • Kiwi
  • Café arábica
  • Emmental

Y en este sentido: ¡Déjate inspirar! Te invitamos a divertirte experimentando y probando cosas nuevas.