¿Qué eran las islas de las Especias?

martes, 15 marzo 2016

¿Qué eran las islas de las Especias?

El nombre nos suena a casi todos, pero si buscamos en el mapa no encontraremos ningún sitio que se llame así. Hoy en día se llaman de otra manera, pero ¿de dónde procede esta interesante denominación?

Las islas que antes se llamaban islas de las Especias se llaman hoy en día islas Molucas. Es un archipiélago de Indonesia con una extensión de tierra de aproximadamente 75.000 km². La capital de esta región es Ambon. Hoy en día viven en las islas Molucas alrededor de 2,1 millones de personas.

Las Molucas fueron conquistadas hace siglos. Ya los indígenas comerciaban con las especias desde hacía mucho tiempo antes de que los europeos llegaran a estas islas.

En el siglo XVI se las denominó islas de las Especias debido al gran número de plantas aromáticas que crecían en esta zona. A partir de entonces, las islas se convirtieron en un punto estratégico del comercio de especias. El comercio se centraba en la nuez moscada y en el clavo de olor. Estas especias tan conocidas hoy día en todo el mundo, crecían originariamente sólo en estas islas. Dado que las especias eran tan preciadas como el oro, el control de las Molucas significaba tener gran poder.

Para hacerse con el control del "monopolio de las especias", se desencadenó una gran disputa en Europa en 1512. Echemos un vistazo a los hechos.

Tras haber descubierto Vasco de Gama la ruta hacia la India, no se tardó mucho tiempo en descubrir también las islas de las Especias tras varias expediciones rumbo a oriente.

Los portugueses establecieron en 1512 varias bases en la zona. En los años sucesivos fue cuando se desencadenó una verdadera guerra entre británicos, holandeses, españoles y portugueses por el control del archipiélago. En dicho enfrentamiento, finalmente fueron los holandeses quienes salieron victoriosos en 1663. La Compañía Holandesa de las Indias Orientales tenía el monopolio de las especias. Eran los únicos que podían distribuir nuez moscada o clavo de olor y, por lo tanto, establecer también el precio de los mismos. Este monopolio se vio interrumpido en 1769 cuando un francés extrajo de contrabando un plantón de nuez moscada de las islas de las Especias y lo llevó a Mauricio, donde lo cultivó.

Otro detalle interesante: las islas de las Especias también fueron el motivo de la primera circunnavegación del mundo. El portugués Fernando de Magallanes quería encontrar la primera ruta de navegación por el oeste hacia la isla de las Especias. En esta expedición, su tripulación dio la primera vuelta al mundo, navegando por Sudamérica hasta las Filipinas y desde el sur de África de vuelta para España. Magallanes falleció en el trayecto durante los conflictos armados con los nativos. El valor que tenían las especias entonces era increíble, lo que se demuestra también en el siguiente dato: de las cinco naves que iniciaron la expedición de Magallanes, tan sólo regresó una y tras casi 3 años, con 26 toneladas de especias. Tras deducir el costo de los barcos perdidos y demás, les restó un beneficio neto de 500 ducados de oro.