El Perifollo

martes, 29 marzo 2016

El Perifollo

El perifollo o cerefolio es una planta con un sabor muy discreto que se mantiene en segundo plano y ayuda a que el resto de sabores sean más intensos.

Sabor

Los matices de sabor que pueden apreciarse en el perifollo son muy variados y resultan similares al anís, hinojo o perejil, pero con una nota más dulce.

Origen y Características

El perifollo es nativo del Cáucaso y de Asia y lo trajeron probablemente ya los romanos a Europa. Las principales zonas productoras en la actualidad son Estados Unidos, Francia y Bélgica. En Alemania se cultiva en un área de una superficie de 50 hectáreas.

Esta planta pertenece a la familia del perejil. Además de la variedad que se cultiva, existe otra variedad que crece de forma silvestre en prados y bosques. El perifollo es una especie anual que recuerda en apariencia al perejil. Se debe cosechar antes de que le salgan sus flores blancas, porque es entonces cuando es más aromática.

Uso en la cocina

El perifollo es una de las "hierbas provenzales", la mezcla de especias francesa más conocida. Normalmente se usan las hojas, aunque el tallo y las raíces también se pueden cocinar. Se aconseja usarlo justo antes de servir el plato y no durante todo el proceso de cocción ya que sino su sabor se evapora demasiado.

Resulta adecuado en platos con una aroma delicado como aves, ternera y pescado. También puedes usarlo con huevos, guisos y salsas.

Propiedades beneficiosas

Como la mayoría de plantas, el perifollo tiene también un uso medicinal, ya que tiene efectos beneficiosos en el sistema digestivo, el hígado y la sangre. Popularmente también se le atribuyen beneficios ante los dolores de cabeza y los refriados.

Si te apetece cocinar con esta hierba, pero no plantarla en tu jardín, basta con hacer clic aquí