Usos de los diferentes tipos de aceite - Parte 1

martes, 24 noviembre 2015

Usos de los diferentes tipos de aceite - Parte 1

En el mundo hay muchas plantas que son ideales para la producción de aceite. Por lo tanto, hay una amplia variedad de fantásticos aceites con múltiples y deliciosas aplicaciones. ¿Qué aceite se adapta para cada comida y qué preparación requiere? Respondemos todas estas preguntas en el siguiente artículo.

Aceite de semillas de calabaza

El Aceite de semillas de calabaza de Estiria es muy apreciado por su toque a frutos secos. Tiene, sin embargo, un punto bajo de humeo, por lo que no se aconseja para freír o para utilizar muy caliente. Esto provocaría un olor desagradable y se perderían sus ricos ingredientes. Se puede utilizar hasta 120 ºC sin problema y sin causar pérdida de sabor.

El aceite de semillas de calabaza se utiliza sobre todo en la cocina fría, para darle un toque especial a tus platos o incluso para decorarlos. Se utiliza también como ingrediente para hornear los platos. Su sabor a pipas y el color verde tienen múltiples aplicaciones. 

El aceite de oliva

Este aceite de oliva se lleva utilizando muchísimo tiempo en los países mediterráneos para cocinar y freír. Los aceites de oliva virgen son relativamente estables y se pueden calentar hasta 180 °C. Hasta aquí la temperatura del aceite de oliva virgen no muestra cambios químicos importantes por causa del calor. Sin embargo, el aceite de oliva de calidad no se debe calentar. Esto hace que pierda muchos de sus aromas y también parte de las vitaminas y otros ingredientes secundarios que contiene, desperdiciando así un aceite de oliva caro y de calidad.

Sin embargo, el aceite de oliva es muy versátil. Para aliñar ensaladas, verduras crudas y también usado ​​en adobos y aderezos. Se puede utilizar para cocinar verduras, carne y pescado, para cocinar a la plancha, cocer y guisar. El aceite de oliva refinado se puede utilizar incluso para freír.

Aceite de amapola

Un delicioso aceite que se obtiene por prensado en frío de amapolas. Tiene sabor a frutos secos y es perfecto para el aderezo de alimentos crudos, ensaladas y sopas. El aceite de semilla de amapola no debe calentarse por encima de los 170 ° C, por lo que es menos adecuado para cocinar y hornear. Debido al sabor característico de la amapola, va perfecto con postres y pasteles. No obstante, en la cocina oriental también se utiliza en platos salados.

Aceite de amapola está disponible en tres sabores: aceite de semilla de amapola gris, que tiene un delicado sabor a amapola, aceite de semilla de amapola azul, que tiene mayor sabor a amapola y aceite de amapola blanca, con un toque ligero a frutos secos.

El aceite de colza

El aceite de colza es muy versátil en la cocina. En la cocina fría se utiliza especialmente el aceite prensado en frío debido a su aroma a frutos secos, que le da un toque especial a las ensaladas. Para las comidas calientes, como por ejemplo para freír, no es adecuado, porque el aceite no tolera las altas temperaturas. El aceite de colza tiene sólo un 6% de grasas saturadas, lo que lo hace muy saludable.